Origen de la Tierra

Origen de la Tierra

Hace unos 4.600 millones de años, se produjo una concentración de materia de polvo y gases en forma de nube (nebulosa) en una parte de la Vía Láctea (nuestra galaxia). Hay comienza la formación de nuestro Sistema Solar.
La nube se contrajo (se juntaron las partículas), posiblemente debido a la onda expansiva de la explosión de una estrella cercana, llamada supernova.
A partir de entonces, una parte de esos gases se concentraron en el centro de la nebulos y se transformaron en una esfera incandescente, La presión en el núcleo de esa esfera era tan grande que los átomos de hidrógeno comenzaron a combinarse (juntarse) y formar helio, liberando una enorme cantidad de energía. De esta forma nació nuestro estrella llamada el Sol. A partir de aquí comienza el origen de la tierra.
La Tierra se originó al mismo tiempo que el Solhace unos 4.500 millones de añosCuando nuestra estrella, el Sol, se condensó a partir de una nube de gases interestelares (gases del espacio).

origen de la tierra

Los geólogos creen que el planeta Tierra se formó alrededor de 4 mil 600 millones de años atrás. Desde entonces, su superficie se ha ido gradualmente conformando por varios procesos.
La Tierra y el resto del sistema solar se formaron probablemente varios millones de años después de que una masiva explosión o supernova ocurrió en el espacio. La explosión creó una inmensa nube de partículas de gas y polvo. Los geólogos creen que las partículas chocaron unas con otras, se unieron para formar inmensas cantidades de materia derretida que con el tiempo se convirtieron en los planetas actuales.
Se cree que la Tierra recién formada era increíblemente caliente, con un mar de roca fundida en la superficie. Hace unos 4.000 millones de años, la Tierra poco a poco se empezó a enfriar y separar en capas diferentes. La materia más pesada se hundió para formar el núcleo o parte central de la Tierra, pero siguió siendo muy caliente. La materia menos densa formó capas alrededor del núcleo. En la superficie, la materia fundida se enfrió lo suficiente para formar una corteza sólida y rocosa, que los científicos creen estaba cubierta con numerosos volcanes.

La Tierra primigenia

Los primeros continentes se formaron probablemente a partir de roca fundida que fluía sobre la superficie a través de volcanes, la lava se enfrió en la superficie y hizo que la corteza se engrosara aún más. Los océanos podrían haber aparecido en zonas más bajas, cuando pequeñas gotas de agua se condensaban en la fría superficie provenientes del vapor que escapaba a través de erupciones volcánicas; también se piensa que una parte importante del agua  pudo provenir de cometas que se estrellaban en la Tierra. La primera atmósfera de la Tierra se formó probablemente por los gases volcánicos.

El material dejado por el sol (restos de la formación del sol) chocan unas contra otras y se fueron agrupando en trozos de rocas cada vez más grandes que giraban alrededor del sol debido a la atracción gravitatoria del sol. Estas agrupaciones se convirtieron en los inicios de los planetas rocosos, incluido la Tierra.

origen de la tierra
La teoría actual nos dicta que en este disco que se formó alrededor del sol, las fuerzas gravitatorias (de atracción), actuaron para unir la materia en lo que los astrónomos llaman corpúsculos espaciales, es decir, pedazos de roca y líquidos helados que se alineaban en tamaño desde unos pocos metros a unos cuantos kilómetros de diámetro.
Estos corpúsculos espaciales empezaron a unirse para formar los planetas, incluida la Tierra. La tierra se formó por acumulación de estos cuerpos, restos del Sol.
Mientras se formaba, la Tierra se fue calentando. Cada vez que un cuerpo del espacio se unía a la recién formada Tierra, la energía cinética que el cuerpo traía debido a su velocidad se convertía en calor al chocar contra la tierra, y el efecto resultante de esos impactos era elevar la temperatura de la Tierra y fundir la masa de la tierra.
Inicialmente era una gran masa fundida por las altas temperaturas, formada por restos de la formación del Sol. No teníamos atmósfera y los meteoros (cuerpos del espacio) procedentes del espacio chocaban sobre la tierra aumentando así su temperatura.
Debido a la elevada temperatura empezaron a formarse gases por la ebullición de muchos materiales, incluidos metales, y la gravedad de la tierra (fuerza de atracción) los atrapó, quedando girando a su alrededor.
En este momento, esos gases atrapados formaron la primera atmósfera llamada protoatmosfera. Lógicamente el contenido de esta atmósfera hacia imposible la vida en la tierra, pero los meteoros ya no impactaban todos contra la tierra debido a que se desintegraban al chocar con esta protoatmósfera, y eso hizo que fuera disminuyendo su temperatura.

protoatmosfera

Gases que antes estaban en estado gaseoso se empezaron a convertir en sólidos por el enfriamiento de la tierra cayendo a la tierra y se empezó a formar la superficie terrestre. Según se iba enfriando la atmósfera, el contenido de los gases de la atmosfera iba cambiando. Unos gases quedaban en la atmosfera y otros en la superficie de la tierra.
Tras millones de años consiguió la consolidación de una incipiente corteza, la cual debió caracterizarse por su enorme actividad volcánica.
Los volcanes jugaron un papel muy importante, ya que con sus erupciones hacían que las masas de lava aumentaran el espesor de la corteza, al tiempo que generaban muchísimos gases.

el origen de la tierra

La colisión de un pequeño planeta pudo provocar la formación de la Luna.

Teorías más aceptadas para explicar el origen de la Tierra

Historia de la atmósfera

Image and video hosting by TinyPic

  • Tierra primitiva

El planeta tierra se formó hace unos 4.500 millones de años (Ma). Su atmósfera consistía probablemente de gases abundantes en el sistema solar: Hidrogeno (H) y Helio (He). Ambos gases son muy livianos y eventualmente se perdieron hacia el espacio.

Rubey realizó un balance sobre las rocas superficiales y se comprobó que la desagregación solamente podía proporcionar aproximadamente un 1 % de los elementos volátiles de la atmósfera. En consecuencia, el 99 % de los gases han debido de ser extraídos del manto terrestre. Atribuyó este transporte a los procesos geotermales y volcánicos. Probó su teoría mediante la estimación del volumen de gas actualmente emitido por los volcanes así como la cantidad de agua caliente natural que llega a la superficie de nuestro planeta. El volumen total emitido bastaría par formar la atmósfera en la denominada
Teoría de la Desgasificación continua.

Image and video hosting by TinyPic

Enfriamiento progresivo de la tierra

La atmósfera es probablemente de tipo secundario, sin embargo, ello no implica que no hubiera ninguna atmósfera poco después del nacimiento de la Tierra. Recientes estudios demuestran la existencia de una atmósfera primitiva particularmente densa. La diversidad de esta atmósfera debía impedir la disipación del calor terrestre por irradiación, lo que dio lugar al aumento considerable de la temperatura superficial y la fusión de las capas superficiales del globo.

Poco a poco las emisiones volcánicas y enfriamiento del magma inyectaron H20, CO2, SO2, N2, H2, Cl2 a la atmósfera primitiva. El enfriamiento de la atmósfera primitiva permitió que vapor de agua condensara y precipitara para formar los océanos.
Vulcanismo de la tierra primitiva

Parte del CO2 se disolvió en las gotas y también precipitó, incorporándose al océano. El oxigeno presente en la atmósfera primitiva fue inicialmente consumido en la oxidación de las rocas. Sin embargo, hacia unos 600 Ma el nivel del O2 había alcanzado 1-10% de los valores actuales.

Hace unos 4600 millones de años, la lluvia de meteoritos y asteroides fue cesando lentamente, comenzando así el joven planeta a perder el calor acumulado; según iba descendiendo la temperatura del planeta se iban condensando las enormes cantidades de vapor que flotaban en la atmósfera y precipitándose en forma de lluvia, creando los océanos donde se piensa que fue donde apareció al vida.
Se han descubierto bacterias viviendo en condiciones muy difíciles, descendiendo hasta 2600 metros de profundidad, a una temperatura de 350º C.

VIDA PRIMITIVA, la chispa de la vida

Image and video hosting by TinyPic

ARQUEOBACTERIAS 

Las arqueobacterias constituyen un grupo muy heterogéneo que difiere profundamente de las eubacterias en la composición química, siendo una de las características más notables la ausencia de peptidoglucanos en su pared (les falta ac. murámico).
Se distinguen tres grupos:

  •  Halobacterias. Habitan en ambientes fuertemente salinos, en los que confieren un color rojo a las aguas sobresaturadas de sal. La especie tipo es Halobacterium salinarium.
  • Metanógenas. Son anaerobios obligados que participan en las etapas finales de descomposición de materia orgánica en pantanos, ciénagas y el tracto digestivo de animales. Convierten el CO2 y el H2 formados por los procesos de fermentación de otros anaerobios en gas metano.
  • Termoacidófilas. Viven en aguas calientes y ácidas.

Las condiciones extremas a las que están adaptadas las arqueobacterias son similares a las que debieron existir en la tierra primitiva; por ello se supone que debieron aparecer en un momento muy temprano de la historia de la tierra.

LAS CIANOBACTERIAS
Se conocen también como ALGAS VERDEAZULADAS o CIANOFÍCEAS, nombres que le vienen de que muchas presentan una coloración azul-verdosa acusa del pigmento ficocanina de color azul y por la clorofila verde: No obstante, existen cianobacterias de colores muy variados según los pigmentos que contengan. Las que contienen el pigmento ficoeritrina, de color rojo, son las que abundan en el Mar Rojo.
Image and video hosting by TinyPic

Las cianobacterias son organismos fotosintéticos con organización celular procariota como las eubacrerias y pueden soportar cambios importantes de pH, temperatura y salinidad; algunas también pueden fijar dióxido de carbono y nitrógeno atmosférico, lo que las hace muy autosuficientes. Las hay que carecen de pared celular, y entre ellas se encuentran las que se asocian con hongos para formar líquenes.
De su estructura destacan:

  • Una envoltura gelatinosa.
  •  La pared celular.
  • ADN situado en la parte central de la célula o centroplasma.
  •  Las láminas con clorofila o tilacoides situadas en el resto del citoplasma o cromoplasma.
  • Los ribosomas.

Morfológicamente son muy semejantes a las bacterias fotosintéticas. Algunas viven solitarias, peor con frecuencia forman colonias de distintas formas, siendo típicas las filamentosas, rodeadas por una envoltura gelatinosa que da mayor consistencia a la colonia y en la que se suelen presentar unas células incoloras denominadas heterocistos que tienen la función de fijar nitrógeno atmosférico. Aunque son procariotas, se diferencian de las eubacterias fotosintéticas por la presencia de unas estructuras semejantes a los tilacoides y porque utilizan agua como fuente de electrones, por lo que su fotosíntesis es oxigénica.

Debido a su estructura tan simple y a que utilizan sustancias muy sencillas para satisfacer sus necesidades de materia, junto con su actividad fotosintética, se les ha considerado como organismos causantes de la transformación de la atmósfera primitiva anaerobia a la actual aerobia.

Entradas Relacionadas