Historia de la Clasificación de los Seres Vivos.

Historia de la Clasificación de los Seres Vivos.

Las plantas y animales que conoces representan una pequeñísima parte de la extraordinaria variedad de los seres vivos que existen sobre la Tierra. Se han logrado describir e identificar alrededor de 1.8 millones de especies en todo el mundo, pero se cree que el número total puede ser entre 4 y 100 millones; esta amplia variedad de seres vivos se conoce como biodiversidad. ¡Apenas estamos comenzando a conocerlos!

Para poder estudiar a tantas especies, los biólogos las han clasificado en función de las características que comparten. Han existido muchas clasificaciones de los seres vivos a lo largo de la historia. Cada una de ellas respondió a las necesidades y conocimientos de la época en que se llevó a cabo, pero siempre se ha buscado que la clasificación cumpla con dos requisitos: que comprenda a todos los seres vivos conocidos en ese momento y que ninguno se pueda ubicar en dos categorías diferentes. Como te imaginarás, la tarea no ha sido sencilla ya que continuamente se descubren nuevos organismos.

Aristóteles
(350 a. C.)   Aristóteles

Observó 520 especies de animales y las organizó en dos categorías basadas en las semejanzas en estructura y apariencia:

Esta clasificación concuerda con el concepto actual de vertebrados e invertebrados.

Esquema Aristóteles
Teofrasto
(320 a.C)  Teofrasto

Discípulo de Aristóteles. En su libro De Historia Plantarumdescribe la anatomía de las plantas y las clasifica según su tamaño promedio y estructura.

Esquema Teofrasto
Mexicas
(1400-1521 a.C)

Los mexicas adquirieron amplio conocimiento de las plantas y animales, lo cual se refleja en los nombres nahuas, formados por dos elementos fonéticos descriptivos y alusivos a las propiedades del organismo, por ejemplo: cempasúchil (zempoaxuchitl, veinte flores) y ajolote (axotl, monstruo de agua).

Esquema Mexicas
Carl von Linné
(1707-1778)   Carl von Linné

Fue un naturalista sueco que sentó las bases de la clasificación de los seres vivos que hoy se utiliza. Ordenó cada organismo en categorías taxonómicas, que van de lo general a lo particular: Reino, Filo, Clase, Orden, Familia, Género y Especie.

Con el fin de evitar confusión entre la comunidad científica, decidió asignar a cada especie un nombre único a partir de un sistema universal: la nomenclatura binomial o nombre científico de una especie está compuesto por los nombres del género y el epíteto específico. El género inicia con mayúscula y el epíteto con minúscula, ambas en cursivas o subrayadas.

Esquema Carl von Linné
Ernst Haeckel
(1866)         Ernst Haeckel

Cuando los científicos comenzaron a estudiar a los organismos unicelulares, los clasificaron ya sea como plantas, o bien como animales. A medida que se identificaron más organismos se dieron cuenta de que no siempre era posible hacer esta distinción, ya que no compartían plenamente características comunes a esos reinos. Para resolver este problema, Haeckel creó un tercer reino llamado Protista, donde ubicó a todos los organismos unicelulares.

Esquema Ernst Haeckel
Herbert Copeland
(1956)         Herbert Copeland

Durante las siguientes décadas, los científicos aprendieron más acerca de la enorme cantidad y diversidad de los microorganismos. Descubrieron que existen diferencias entre las células de los organismos: unos poseen núcleos y organelos (células eucariontes), mientras que otros carecen de ellos (células procariontes). Así, Copeland propuso un nuevo reino, el Monera, donde agrupó a las bacterias, pues todas son procariontes.

Esquema Herbert Copeland
Robert H. Whittaker
(1969)     Robert H. Whittaker

Antes de Whittaker se consideraba que las bacterias y los hongos pertenecían al reino de las plantas. Conforme se conocieron más características de los hongos y otros microorganismos, se hizo evidente la necesidad de sacarlos del Reino Plantae.

Whittaker propuso un esquema de clasificación con cinco reinos al considerar los siguientes criterios: el tipo celular (procariontes y eucariontes), el nivel de organización (unicelular o pluricelular), el tipo de nutrición (autótrofa o heterótrofa) y el tipo de reproducción (sexual o asexual).

Esquema Robert H. Whittaker
Carl Woese
(1977)   Carl Woese

Woese, al frente de un grupo de investigadores, propone la modificación del Reino Monera al encontrar que las bacterias tienen diferentes tipos de metabolismo. Propone dividirlas en dos grandes grupos, que nombró Bacteria y Archaea.

Esquema Carl Woese
Ernst Walter Mayr 
(1990)    Ernst Walter Mayr

Mayr se opone a la clasificación de Woese, ya que ésta no reconoce la dicotomía “natural” procarionte-eucarionte establecida por el tipo de células que poseen los seres vivos. Mayr propone dividir al mundo biológico en dos: Dominio Prokaryota y Dominio Eukaryota, retomando los términos acuñados anteriormente por Chatton.

Esquema Ernst Walter Mayr
Lynn Margulis y Karlene V. Schwartz 
(1998)   Lynn Margulis y Karlene V. Schwartz

Reestructuraron el sistema de cinco Reinos para concluir que no hay tres Dominios, sino dos Super Reinos.

Thomas Cavalier-Smith
(1998)  Thomas Cavalier-Smith

En su clasificación enfatiza que las diferencias en la estructura celular entre procariotas y eucariotas son fundamentales para clasificar a los seres vivos, por ello decide agruparlas en dos Imperios; mientras que el Reino Protoctista lo transforma en Chromista y Protozoa. Su propuesta es de seis reinos.

Esquema Lynn Margulis y Karlene V. Schwartz

Christon J. Hurst
(2000)  Christon J. Hurst

Los virus por no presentar las características propias de los seres vivos no se consideraron en las clasificaciones antes mencionadas. En la actualidad al conocerse mejor la estructura viral, Christon Hurst propone incorporarlos en un nuevo Dominio, el Akamara.

La palabra Akamara viene del griego a “sin” y kamara“cápsula o cámara” lo que da a entender que este tipo de organismos no tienen una estructura celular propia. Este dominio se ha dividido en dos Reinos: uno de ellos incluye a los virus convencionales o verdaderos (Euviria), así como a los llamados virus satélites. El segundo Reino (Viroida) incluye a todos los viroides, virusoides y el género Deltavirus.

 Esquema Christon J. Hurst

Entradas Relacionadas